CATALOGO DE CURSOS

4 de marzo de 2016

3 COSAS QUE TENEMOS QUE SABER ANTES DE INICIAR UNA BUSQUEDA WEB:



Una búsqueda web eficiente implica organizar la tarea para obtener resultados confiables desde varias fuentes bibliográficas en un tiempo acotado. Buscar información en la web sin la debida organización puede ser una tarea compleja con pocos resultados. 

Antes de iniciar un proceso de búsqueda en la web, es necesario conocer diferentes buscadores, tener claridad sobre el formato que requiero y contar con algún servicio de almacenamiento o fichaje de datos para poder almacenar la información que encontramos y acceder a ella fácilmente con posterioridad si se necesita.


Veamos algunas ideas claves...


1. Reconocer una URL y el formato del contenido web:


La información de la web está organizada en documentos llamados páginas o sitios (pages). Una página/sitio web puede contener información de texto, imágenes, sonido, y medir más de una pantalla. Un conjunto de páginas relacionadas componen un sitio (site) y éstas son alojadas en servidores o servers, que facilitan esta información a los miles de usuarios del mundo en Internet. 


Cada sitio se encuentra asociado a una dirección electrónica, la forma de identificar un recurso digital en el mundo de Internet, lo que llamaremos URL (Uniform Resource Locator o Localizador Unificado de Recursos) o dirección web es simplemente el lugar donde puedes encontrar en la web una fuente en particular. 

La siguiente dirección web es la URL de nuestra Universidad http://www.uandes.cl. Una URL no define por si sola el tipo de contenido al que refiere (textos, imágenes, videos, etc.), simplemente dice dónde está almacenado y cómo encontrarlo.

Veamos un ejemplo:

http://www.uandes.cl/images/alumnos/2012/reglamento/Reglamento%20_Alumno_Pregrado_JUNIO_2012.pdf

Esta URL de ejemplo, nos da la siguiente información:
  1. Al aparecer www nos dice que estamos frente a un sitio que está en la web.
  2. La web está en el servidor llamado “uandes”
  3. La terminación .cl nos dice que es un sitio chileno.
  4. El documento con el que nos encontraremos al hacer clic sobre esta URL de ejemplo es un documento en PDF. Esto lo sabemos porque al final de la URL aparecen las siglas “pdf”. Si estas fueran HTML, estaríamos frente a un sitio web; si fueran “ppt”, a una presentación de powerpoint, etc. 
  5. Al existir cinco slashs /, nos indica que el documento en PDF que se descarga de esta web, está en el quinto nivel del sitio www.uandes.cl. Este documento está dentro de una carpeta llamada “reglamento” y ésta a su vez está dentro de otra llamada “2012”, la cual ésta en otra llamada “alumnos”. Así verás que el documento que encontramos no está en el home de un sitio web sino en un subsitio o submenú. Esto lo podemos deducir porque las páginas web que componen un sitio web se organizan en carpetas y subcarpetas que en una URL se reconocen como los caracteres que están escritos entre slash / y slash /.

La terminación de una dirección web es clave para comprender en qué país se encuentran los contenidos que ofrece y qué tipo de información es. Las terminaciones que no revelan un tipo de formato de documento se llaman “dominios” y existen más de 200 diferentes. Por ejemplo: 

  • .k12: corresponde a una web escolar americana.
  • .edu: se refiere a una institución de educación superior.
  • .com: corresponde a una web con objetivos comerciales.
  • .net: de esta manera se clasifican los proveedores de servicios web.
  • .org: corresponde a organizaciones sin fines de lucro. 

La información que nos brinda la URL al momento de buscar contenidos en Internet, nos ayudará a descifrar cuál es el sitio original desde donde estamos tomando los datos y desde ahí buscar información sobre su autor, fecha de edición, organismo que la edita o simplemente para revisar otros materiales que se encuentran en el sitio web.

Miremos este ejemplo:


Al mirar esta URL vemos de inmediato que es una web a la que se llega desde el home del sitio www.uandes.cl, haciendo un click desde la pestaña “alumnos” y luego en el link “información académica”.

Siempre que obtengas un enlace que quieras ocupar como referencia para una tarea o actividad académica, procura revisar su URL y mirar el origen de esta para comprobar que no sea un sitio de fraudes o que se haya tomado la información sin autorización del autor.


2. Escoger el método de búsqueda apropiado.


No todo lo que se busca se encuentra en la web. En la mayoría de los casos en que nuestra búsqueda es infructuosa, se debe a que sólo usamos un una herramienta o estamos usando combinaciones de palabras que no son interpretadas correctamente por el buscador. El buscador más conocido y utilizado en la actualidad es Google, pero existen muchos más que son altamente especializados. La mayoría de los buscadores web almacenan la información de una o ambas formas. La diferencia básica entre ellos radica en el cómo organizan el contenido para realizar la búsqueda. 


Existen, básicamente, dos formas de buscar información en la web: 
  • Método de búsqueda por palabras claves 
  • Método de búsqueda por temáticas o categorías 

Búsqueda por palabras: Los buscadores arañas como Google, Bing y Yahoo,  solicitan al visitante uno o más términos para utilizar como criterio de la búsqueda y luego entregan un listado de sitios web en cuyos textos se incluyen estas palabras (por ejemplo textos que contengan la palabra “actor”). Si se ingresa una sola palabra, aparecerán miles de enlaces a sitios webs que contienen de manera escrita esa palabra. Obviamente, será imposible revisarlos todos. Sin embargo, si se ingresan varias palabras, la búsqueda se limitará hacia sub-temas más específicos.

Se recomienda siempre realizar búsquedas en plural : 



Compare los resultados de estas tres búsquedas del mismo concepto pero con diferentes palabras claves:


Búsqueda por temas: los buscadores temáticos son los que realizan la búsqueda según las categorías o temas y organizan el contenido en áreas generales y sub-temas. Se puede buscar en ellos ingresando en cada categoría. Por ejemplo, si quieres buscar en la web algún libro sobre biomedicina, debemos usar la categoría salud o medicina. 

Una vez determinadas las palabras o conceptos a buscar, debemos detallar los pedidos de búsqueda, con la precisión necesaria para obtener las respuestas que necesitamos. Para limitar el resultado, es necesario disponer de un buen conjunto de palabras que definan el concepto a buscar.

La mayoría de los buscadores no discriminan entre letras mayúsculas y minúsculas, ni tampoco consideran los conectores o artículos: el, la, los, las, un, una, unas, unos. Se recomienda utilizar siempre términos en plural, ya que los buscadores los reconocen y pueden devolver resultados cuando la palabra se encuentre tanto en plural como en singular.

Si el resultado arrojado en una búsqueda es diferente a lo esperado, prueba combinando de diferente manera las palabras o utiliza sinónimos de algunas de las palabras buscadas.
Por ejemplo: contenidos de primaria / contenidos escolares


Generalmente, en el resultado se ven sólo las primeras 10 referencias (aunque esto es configurable). Si ninguna de ellas te satisface, puedes elegir, al pie de la página, la opción para ver las siguientes 10 opciones y así sucesivamente. Si no tienes éxito de esta manera, será necesario cambiar las palabras de la búsqueda o acotar los términos de referencia utilizados.

Utilizando ambos métodos de búsqueda de manera combinada y organizada, podremos lograr buenos resultados. Sin embargo, éste dependerá de los objetivos que tenemos previamente definidos. Es por esto que es tan importante recordar que todo proceso de búsqueda de información en la web va a requerir una organización previa y el análisis de los conceptos a rastrear.


3 . Conocer herramientas complementarias para buscar información específica en Google:


A través del buscador Google se realizan más del 90% de las búsquedas en la web. Sin embargo, pocos usuarios utilizan este set de herramientas para especificar el tipo de contenido que necesita encontrar.


Buscando imágenes según su tipo: En el buscador de Google Imágenes, se pueden encontrar diferentes tipos de imágenes según un determinado tamaño, color, fecha de publicación o formato. Para configurar el buscador según tus necesidades, activa los submenús de herramientas que están bajo la barra de búsqueda. Todas estas herramientas funcionan mejor si el buscador utilizado es Google Chrome.




El problema de tomar fotos desde esta buscador, es que no es fácil saber si es material protegido por derechos de autor o no. Como alternativa a Google Imágenes, puedes utilizar otros bancos de imágenes como IStockPhoto, PhotoPin o Photo Rhack entre otros. Estos sitios web ofrecen fotos e imágenes con licencia Creative Commons. Una obra  protegida por una licencia CC (creative commons), no significa que carezca de derechos de autor. A los contenidos digitales que poseen este tipo de licencias, los autores han predefinido el tipo de condiciones con que otros usuarios pueden utilizar sus creaciones.
Desde la web de Creative Commons Chile (2013), tomamos las tres principales ideas que resumen este tipo de licencias:


  • Las licencias Creative Commons otorgan un rango flexible de protección y libertad para autores, artistas y educadores.
  • Usa Creative Commons para cambiar de una vez la idea de todos los derechos reservados a algunos derechos reservados.
  • Permiten compartir, reutilizar contenidos pero en forma legal.


Buscar en redes sociales: buscar temas puntuales de la contingencia en las redes sociales puede ser de gran valor para tus actividades académicas. Cada red social tiene herramientas de búsquedas específicas que te van a permitir encontrar a personas que te interesa conectar y conocer lo que opinan o bien, ir directo al enlace de su blog, wiki o sitio web persona.