CATALOGO DE CURSOS

30 de abril de 2017

¿Son los MOOC una alternativa de formación para los profesores?

Hace algunas semanas, les pregunté a mis alumnos de la universidad si habían tenido la experiencia de participar en un MOOC. Por sus caras de interrogante entendí que el término no les era familiar. Sin embargo, cuando les expliqué que un MOOC (Massive Open Online Course) es un Curso On-line, abierto y masivo empezaron a mirarse entre ellos y retomamos la conversación. Traduciéndoles un poco, les expliqué que un MOOC es un curso a distancia, 100% virtual, disponible para cualquier persona y prácticamente sin límite de vacantes.
Los cursos abiertos en línea nacieron hace poco más de una década, como una iniciativa de un grupo de expertos que han estado promoviendo una nueva concepción del aprendizaje llamada “conectivismo”. Este paradigma plantea la creación del conocimiento basado en las conexiones. Mientras más personas se conecten, mejor será el aprendizaje. Estos cursos tienen como objetivo poner el conocimiento especializado al alcance de todos. Es por esa razón que los MOOC responden muy bien a este tipo de propuesta, ya que supone la posibilidad de que miles de personas de todo el mundo puedan participar de diferentes instancias de formación.
Los MOOCS permiten a los profesores, mantenerse actualizados y desarrollar su PLE de manera permanente.


Dado el auge que han experimentado este tipo de cursos, es que aparecieron iniciativas privadas, que con la colaboración empresas y universidades, se convirtieron en grandes éxitos. Un ejemplo de ello han sido los casos de Coursera y Udacity. El MIT (Massachussets Institute uf Technology) comenzó hace algunos años montando en línea y dando acceso gratuito al material de todos los cursos que ofrece. Desde el año pasado y en una fuerte arremetida sin ánimo de lucro, impulsó una alianza con la Universidad de Harvard para ofrecer varios MOOC mediante la propuesta edX


Lo recientemente dicho; tiene relación con un nueva nueva de educación continua que cada vez gana más adeptos. La formación online va en alza y seguramente va a cambiar la manera de percibir la educación. Es por esa razón que los cursos masivos y abiertos tienen por objetivo poner el conocimiento a disposición de toda la sociedad, con el fin de promover la cultura y el desarrollo de las personas.


¿Por qué son innovadores este tipo de cursos?
  • Dada su categoría de curso online y abierto, es que estos cursos no tienen límite de vacantes. Cualquier persona que tenga interés por aprender, puede inscribirse en alguno que se ajuste a sus necesidades.
  • Se ofrecen 100% online en la mayoría de sus versiones, lo que permite que cada participante organice su tiempo de estudio.
  • Promueven las actividades colaborativas, es decir, las tareas se hacen en grupos multidisciplinarios, lo que enriquece mucho el aprendizaje.
  • Son instancias de formación gratuitas y abiertas.
  • Los estudiantes colaboran aportando contenidos, creando equipos de trabajos y aprovechando las  redes sociales para crear nuevos conocimiento.
  • En la mayoría de los casos, los MOOC se repiten cada cierto tiempo, por lo cual existen varias oportunidades para realizarlo.
  • La organización del tiempo de estudio es flexible. Si embargo, tienen fechas de entregas, de inicio y cierre previamente determinadas.
  • El aprendizaje se da al ritmo de cada alumno y no se basa en el contacto con el profesor, sino que en la interacción con otros estudiantes.
¿Cómo es el modelo didáctico de los cursos masivos y abiertos en línea? 
No todos los MOOC tienen el mismo modelo pedagógico. Sin embargo, la mayoría de ellos utiliza videos tutoriales preferiblemente cortos, actividades orientadas al trabajo práctico y a la discusión grupal entre los mismos alumnos. Tienen un fuerte apoyo en redes sociales para que los participantes colaboren y vayan construyendo su propio conocimiento.
¿Qué certificación ofrecen esos cursos?
En general, los MOOC no ofrecen certificados ni títulos, ya que no conducen a grados académicos. Sin embargo, muchas universidades realizan convalidaciones de estos cursos abiertos y masivos, o tienen alternativas para hacerlo.
¿Cuál es el rol del profesor a cargo del curso en este modelo de formación?
Sencillamente el profesor no está presente en el curso pero ha participado en el proceso de desarrollo y gestión del curso. Ha sido el responsable de diseñar y armar un modelo didáctico para que los alumnos sean capaces de colaborar entre ellos.


¿Qué MOOCS son recomendables para profesores? 


Hay que recalcar que los MOOCs son masivos y abiertos y por esa razón son en inglés la mayoría de las veces. Sin embargo, muchos de ellos ofrecen traducción de los textos, videos y tareas disponibles para cada módulo.
Algunos de los portales donde puede encontrar este tipo de cursos es coursera el cual está formado por un consorcio de 33 universidades y miriadax que es el proyecto educativo formado por Santander y Telefónica.
Las universidades americanas ofrecen interesantes cursos y programas abiertos. Una de la más antiguas en el desarrollo de este tipo de programas es el MIT , que ofrece los mismos cursos que tiene en sus programas pagados. Sin embargo, en estos casos son gratuitos pero sin certificación ni acceso al profesor.
Existen instituciones educativas que han dispuesto programas de cursos abiertos más nuevos como es el caso de Edunimen que ofrece cursos abiertos para profesores de español.
Otras alternativas de formación continua, abierta y gratuita para profesores de matemáticas es  academia.edu . También está reddolac, red de docentes de América y el Caribe, que ofrece en su web varios cursos de historia, tecnologías y gramática, entre otros. Solo hay que mirarlos y apuntarse en el que se vea más interesante y se ajuste a las necesidades del alumno.

Uno de los MOOC más exitosos para docentes los ofrece INTEF, Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado es la unidad del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte responsable de la integración de las TIC en las etapas educativas no universitarias.


¿Por qué los MOOCs son recomendables para profesores?


Todo buen profesional debe formarse permanentemente. Ante esto, los profesores no son una excepción. Sin embargo, en la mayoría de los casos, carecen de tiempo extra para este tipo de actividades. Es por esa razón que los MOOCs son una gran oportunidad, ya que ofrecen experiencias de crecimiento y formación gratuitas, flexibles y que se pueden personalizar de acuerdo a los intereses de cada persona.
Además, permiten profundizar en aquellos conocimientos que más le apasionan a cada participante, a través de actividades diseñadas por expertos de categoría mundial. Y este punto no deja de ser atractivo. Ofrecen entonces, una oportunidad para avanzar en la cooperación, en el conocimiento abierto, en la liberalización de la formación, en el aprendizaje a lo largo de la vida y en metodologías activas, que involucran a los alumnos en la construcción del conocimiento.

Pese a las propuestas innovadoras que representan este nuevo formato de educación online,  surgen una serie de cuestionamientos. Algunas de las preguntas que se plantean son: ¿Cómo se mide la calidad de esos cursos? ¿Qué disciplinas se pueden enseñar a través de cursos abiertos? ¿Cómo van a evolucionar? Al final de cuentas, ¿cuáles serán las diferencias entre la clase presencial y en línea?
En algunos años más posiblemente veremos si los MOOCs serán un tipo de educación disruptiva para la universidad o la escuela, tal como en su momento lo fue el MP3 para la industria disquera, o el teléfono celular para la telefonía fija.
Mientras tanto esperamos que estos cursos abiertos se masifiquen y den a conocer. Los profesores chilenos pueden aprovechar muchos de estos cursos en línea, masivos, abiertos y gratuitos, algunos en su idioma, para su propio desarrollo profesional. Solo pase a “vitirinear” algunas alternativas:


Otras alternativas de formación online no masivas pero gratuita es www.aulafacil.com.
Cuando se quiere aprender de manera individual y sin mayores apuros, existen alternativas como www.aluafacil.com. Esta web ofrece varios cursos libres, con tutoriales y guías de estudio gratuitas.


Si ya ha sido para usted algo novedoso conocer sobre este tipo de metodología de aprendizaje, terminaremos este artículo introduciendo un nuevo concepto asociado a los cursos abiertos masivos. Los small private open courses (SPOCS), representan una mezcla bastante innovadora y bien aceptada, que combina clases presenciales y virtuales en grupos de alumnos más pequeños. A su vez, la duración del curso es menor.

Solo el tiempo nos dará una respuesta respecto si los MOOCS son o no instancias de formación de calidad y ahora.. ¿cuál es tu próximo MOOC?

28 de abril de 2017

¿Qué es la curación de contenidos educativos?


La curación de contenidos es el proceso de filtrar, agrupar y seleccionar la información que nos llega de diferentes fuentes digitales sobre un tema en concreto, dándole un valor agregado, para luego, compartirla con la comunidad de expertos, usando tu propio sello. Podríamos definir esta acción como el arte de seleccionar información relevante en internet.

El curador de contenidos web es un profesional experto en un determinado tema, que filtra, aporta y reconstruye conocimiento para compartir en la comunidad de usuarios con la que tiene intereses en común. No solo da likes o retuitea, sino que reorganiza, opina, contextualiza y da valor agregado al contenido al momento de compartir.

El profesorado es, en sí mismo, un curador de contenidos que toma desde diferentes fuentes y adapta, dándole valor para compartir en la comunidad de aprendizaje que conforma en conjunto con sus estudiantes. El profesorado es un moderador de la interacción que esta dinámica promueve.

La cantidad de contenidos disponibles en la web aumenta constantemente. lo que justifica la existencia de la curación de contenidos y el análisis de la información.

La curación de contenidos consiste en buscar, encontrar y seleccionar los contenidos e informaciones relevantes para distribuirlos de forma segmentada a través de redes sociales u otros servicios webs. Es una estrategia para aportar valor a determinados contenidos. El reorganizar la información a través de la curación de contenidos permite que los usuarios incrementen su capacidad para asimilar información y eviten la saturación por exceso de información. El objetivo de la curación de contenidos es filtrar contenidos a través de un proceso sistemático y más o menos automatizado que ahorre tiempo y facilite la toma de decisiones por parte de los usuarios.

Aclaremos conceptos: Lo que NO es la curación de contenidos
Es importante tener claro qué no es la curación de contenidos. La gente busca en internet información para resolver sus problemas. Pero eso no significa que sean curadores de  contenidos. Curar contenidos supone una revisión constante de temas y contenidos digitales que son organizados según su relevancia a criterio de cada usuario. La idea es más bien crear un sistema que recopile y almacene información no efímera sobre un tema. Es importante que la información tenga validez en el tiempo y no caduque como ocurre con mucha de la información disponible en los medios de comunicación. Para esto, existen blogs, redes sociales, foros, aplicaciones de curación de contenidos, entre otros.
La curación de contenidos implica presentar información relevante de forma sistemática y consistente. Entonces, es necesario evaluar la calidad de los contenidos, sus aportes y pertinencia a mediano plazo, sobre todo porque en internet los tiempos de obsolescencia son breves. En conclusión: curar contenidos es filtrar información con un objetivo claro y bien definido.

¿Cuáles son los formatos más comunes en la curación de contenidos?
Existen muchas formas distintas de presentar los resultados en la curación de contenidos. Cada vez que das un like a un contenido o publicas un contenido en una red social, actúas como curador de contenidos, validando la información marcada. Esta acción va a desarrollar la habilidad para buscar, seleccionar y validar contenidos digitales disponibles en la web.

¿CUALES SON LAS FASES DE LA CURACIÓN DE CONTENIDOS?

La curación de contenidos requiere fases de trabajo que se adaptan a las necesidades de cada usuario.

1.- Identificar las necesidades de la audiencia

Antes de empezar a buscar contenidos, primero se debe identificar cuáles son las necesidades de nuestros seguidores, lo que ellos consideran como contenido de utilidad. En el caso de los profesores, la audiencia serán sus estudiantes y otros docentes.

2.- Búsqueda y recolección de contenidos

La información en internet es promovida por usuarios naturales e instituciones. No todo los usuarios tienen sus blogs o webs personales donde publican sus contenidos periódicamente. Para la promoción de contenidos, propios o ajenos, las redes sociales son el canal perfecto de difusión para compartir contenido e ingresar a comunidades de usuarios activos. A través de los buscadores web, navegadores especializados y redes sociales, es posible acceder a la información de manera organizada, no necesariamente calificada. En la etapa inicial de curación de contenidos, se busca entre las fuentes preferidas la información que luego se usará para generar nuevos conocimientos, por ejemplo, aplicándolos en una clase o un grupo de estudiantes, por ejemplo.  

3.- Filtración  del contenido

Una vez que se ha accedido a varios contenidos de interés, es el momento de leer y releer esa información, para luego seleccionar el “contenido de calidad” que se ajuste a las necesidades de cada comunidad online. Esto es parte del proceso de filtrado de contenidos.

4.- Organizar la información
Una vez filtrados los contenidos, se organizan y disponen en otro recurso, por ejemplo, en una plataforma educativa, un blog, una red social u otro servicio web.


5.- Reinventar el contenido

Uno de los pasos más importantes es reinventar los contenidos a partir de los temas ya seleccionados y filtrados. Es necesario crear contenidos frescos y con un sello particular.

6.- Compartir en medios sociales

Una vez encontradas las fuentes de contenido más interesantes, posteriormente filtradas y analizadas para dar con la información que realmente aporta valor, es el momento de planificar nuestra estrategia de contenidos y de difundir a través de los canales más adecuados en cada caso, para aumentar la visibilidad de los contenidos y llegar a la comunidad de usuarios deseada. Difundir entre la comunidad de usuarios en la que se es partícipe, será de utilidad para conocer sus intereses, recibir sus aportes y experiencias. Esta es la fase donde se vislumbra la oportunidad de mostrarnos como expertos frente a nuestros pares o como líderes para nuestros estudiantes.

7.- Análisis de la repercusión

Tras compartir los contenidos que hemos buscado, seleccionado y analizado para orientarlos a nuestra audiencia, debemos analizar la repercusión obtenida para comprobar si hemos conseguido nuestro objetivo.
Para analizar ese paso, podemos utilizar herramientas generales que nos faciliten la tarea o simplemente, revisar las métricas en las mismas redes sociales y sacar conclusiones.

5 CLAVES PARA UNA CURACIÓN DE CONTENIDOS EFECTIVA

1.- Mentalidad crítica

La curación de contenidos es la cura para la infoxicación o el exceso de información. A este respecto, la base es el sentido crítico. Discernir entre un contenido realmente valioso para la comunidad y uno que no lo es, marcará la diferencia en una curación de contenidos efectiva. La actitud crítica debe asentarse sobre el  conocimiento de los intereses del público objetivo y de la actualidad en la temática trabajada.

2.- Especialización temática y en cuanto al público objetivo

En relación a la clave anterior, será muy difícil formar una mentalidad crítica si no estamos realmente especializados en un tema concreto y en un segmento de público objetivo determinado.
Debemos buscar ese “nicho”, leer, compartir, analizar, tratar de especializarnos. De esta forma estaremos dando un gran paso hacia una efectiva curación de contenidos.

3.- Análisis y optimización

Los enormes volúmenes de información y contenidos que inundan la red diariamente, obligan a todos los profesionales de los medios sociales y de la creación y curación de contenidos, a estar siempre informados respecto a las tendencias actuales, los contenidos que mejor funcionan y las modas que afectan a los intereses del público objetivo.
Aparte de ser una de las fases de la curación de contenidos, esto debe integrarse dentro de las rutinas de trabajo diarias, porque solo así podremos aprovechar una de las grandes ventajas del entorno online frente al 1.0, la inmediatez para poner en marcha cambios que nos ayuden a mejorar.

4.- Constancia

Como en todo, será poco probable que los usuarios detecten de inmediato si somos realmente usuarios de calidad porque compartimos contenidos interesantes.
Para hacer las cosas bien no hay atajos, así que el trabajo bien hecho, constante y continuado será lo que nos permita posicionarnos como una fuente de contenidos interesantes y fiables dentro de nuestra comunidad.

5.- Estilo propio

Debemos buscar ese estilo personal que nos diferencie del resto de “fuentes de contenido” online.
Un tema concreto, una forma de presentar los contenidos, de citar fuentes, de desenvolvernos en una red social concreta pueden ser factores que nos ayuden a configurar nuestro estilo personal, posicionándonos frente a nuestro público objetivo.



CINCO HERRAMIENTAS PARA LA CURACIÓN DE CONTENIDOS

Existen numerosas formas de encontrar, filtrar y compartir contenidos para nuestros seguidores en canales sociales como también existen numerosos usuarios. No podemos hablar de una única forma de hacer esto porque depende tanto del usuario que lleve a cabo estas labores de curación de contenidos como de su intención en redes sociales y del tipo de audiencia. De todas formas, estas cuatro herramientas pueden ser de mucha ayuda en todas las fases de la curación de  contenidos.


1.- Pocket: permite que la lista de contenido esté visible en cualquier equipo (teléfono, tableta y ordenador) y hacerlo, además, sin conexión. Es una de las más utilizadas –más de 17 millones de usuarios– y disponible para los principales dispositivos y plataformas.

2.- Symbaloo: permite organizar los contenidos de manera sencilla. A su favor, tiene una versión para el sector educativo: SymbalooEDU, por lo que además de recopilar fuentes ‘genéricas’, es posible hacerlo de Matemáticas, Geografía, Historia, etc. Ambas versiones son gratuitas, aunque también hay versiones de pago.

3.- Scoop.it: es una de las herramientas más utilizadas, ya que permite compartir el contenido que le interesa a un usuario, ya sea propio o de otros sitios web.

4.- Evernote: esta app permite organizar la información en forma de notas y, además, mantiene sincronizados los contenidos que va añadiendo el usuario. Los contenidos pueden ser escritos, audios, imágenes, etc. Es útil porque permite categorizar y etiquetar la información o compartir notas.


5.- Buffer: una de sus característica distintivas es que puede analizar las publicaciones del usuario y ver el alcance que han tenido los retuits o las menciones.