28 de abril de 2017

¿Qué es la curación de contenidos educativos?


La curación de contenidos es el proceso de filtrar, agrupar y seleccionar la información que nos llega de diferentes fuentes digitales sobre un tema en concreto, dándole un valor agregado, para luego, compartirla con la comunidad de expertos, usando tu propio sello. Podríamos definir esta acción como el arte de seleccionar información relevante en internet.

El curador de contenidos web es un profesional experto en un determinado tema, que filtra, aporta y reconstruye conocimiento para compartir en la comunidad de usuarios con la que tiene intereses en común. No solo da likes o retuitea, sino que reorganiza, opina, contextualiza y da valor agregado al contenido al momento de compartir.

El profesorado es, en sí mismo, un curador de contenidos que toma desde diferentes fuentes y adapta, dándole valor para compartir en la comunidad de aprendizaje que conforma en conjunto con sus estudiantes. El profesorado es un moderador de la interacción que esta dinámica promueve.

La cantidad de contenidos disponibles en la web aumenta constantemente. lo que justifica la existencia de la curación de contenidos y el análisis de la información.

La curación de contenidos consiste en buscar, encontrar y seleccionar los contenidos e informaciones relevantes para distribuirlos de forma segmentada a través de redes sociales u otros servicios webs. Es una estrategia para aportar valor a determinados contenidos. El reorganizar la información a través de la curación de contenidos permite que los usuarios incrementen su capacidad para asimilar información y eviten la saturación por exceso de información. El objetivo de la curación de contenidos es filtrar contenidos a través de un proceso sistemático y más o menos automatizado que ahorre tiempo y facilite la toma de decisiones por parte de los usuarios.

Aclaremos conceptos: Lo que NO es la curación de contenidos
Es importante tener claro qué no es la curación de contenidos. La gente busca en internet información para resolver sus problemas. Pero eso no significa que sean curadores de  contenidos. Curar contenidos supone una revisión constante de temas y contenidos digitales que son organizados según su relevancia a criterio de cada usuario. La idea es más bien crear un sistema que recopile y almacene información no efímera sobre un tema. Es importante que la información tenga validez en el tiempo y no caduque como ocurre con mucha de la información disponible en los medios de comunicación. Para esto, existen blogs, redes sociales, foros, aplicaciones de curación de contenidos, entre otros.
La curación de contenidos implica presentar información relevante de forma sistemática y consistente. Entonces, es necesario evaluar la calidad de los contenidos, sus aportes y pertinencia a mediano plazo, sobre todo porque en internet los tiempos de obsolescencia son breves. En conclusión: curar contenidos es filtrar información con un objetivo claro y bien definido.

¿Cuáles son los formatos más comunes en la curación de contenidos?
Existen muchas formas distintas de presentar los resultados en la curación de contenidos. Cada vez que das un like a un contenido o publicas un contenido en una red social, actúas como curador de contenidos, validando la información marcada. Esta acción va a desarrollar la habilidad para buscar, seleccionar y validar contenidos digitales disponibles en la web.

¿CUALES SON LAS FASES DE LA CURACIÓN DE CONTENIDOS?

La curación de contenidos requiere fases de trabajo que se adaptan a las necesidades de cada usuario.

1.- Identificar las necesidades de la audiencia

Antes de empezar a buscar contenidos, primero se debe identificar cuáles son las necesidades de nuestros seguidores, lo que ellos consideran como contenido de utilidad. En el caso de los profesores, la audiencia serán sus estudiantes y otros docentes.

2.- Búsqueda y recolección de contenidos

La información en internet es promovida por usuarios naturales e instituciones. No todo los usuarios tienen sus blogs o webs personales donde publican sus contenidos periódicamente. Para la promoción de contenidos, propios o ajenos, las redes sociales son el canal perfecto de difusión para compartir contenido e ingresar a comunidades de usuarios activos. A través de los buscadores web, navegadores especializados y redes sociales, es posible acceder a la información de manera organizada, no necesariamente calificada. En la etapa inicial de curación de contenidos, se busca entre las fuentes preferidas la información que luego se usará para generar nuevos conocimientos, por ejemplo, aplicándolos en una clase o un grupo de estudiantes, por ejemplo.  

3.- Filtración  del contenido

Una vez que se ha accedido a varios contenidos de interés, es el momento de leer y releer esa información, para luego seleccionar el “contenido de calidad” que se ajuste a las necesidades de cada comunidad online. Esto es parte del proceso de filtrado de contenidos.

4.- Organizar la información
Una vez filtrados los contenidos, se organizan y disponen en otro recurso, por ejemplo, en una plataforma educativa, un blog, una red social u otro servicio web.


5.- Reinventar el contenido

Uno de los pasos más importantes es reinventar los contenidos a partir de los temas ya seleccionados y filtrados. Es necesario crear contenidos frescos y con un sello particular.

6.- Compartir en medios sociales

Una vez encontradas las fuentes de contenido más interesantes, posteriormente filtradas y analizadas para dar con la información que realmente aporta valor, es el momento de planificar nuestra estrategia de contenidos y de difundir a través de los canales más adecuados en cada caso, para aumentar la visibilidad de los contenidos y llegar a la comunidad de usuarios deseada. Difundir entre la comunidad de usuarios en la que se es partícipe, será de utilidad para conocer sus intereses, recibir sus aportes y experiencias. Esta es la fase donde se vislumbra la oportunidad de mostrarnos como expertos frente a nuestros pares o como líderes para nuestros estudiantes.

7.- Análisis de la repercusión

Tras compartir los contenidos que hemos buscado, seleccionado y analizado para orientarlos a nuestra audiencia, debemos analizar la repercusión obtenida para comprobar si hemos conseguido nuestro objetivo.
Para analizar ese paso, podemos utilizar herramientas generales que nos faciliten la tarea o simplemente, revisar las métricas en las mismas redes sociales y sacar conclusiones.

5 CLAVES PARA UNA CURACIÓN DE CONTENIDOS EFECTIVA

1.- Mentalidad crítica

La curación de contenidos es la cura para la infoxicación o el exceso de información. A este respecto, la base es el sentido crítico. Discernir entre un contenido realmente valioso para la comunidad y uno que no lo es, marcará la diferencia en una curación de contenidos efectiva. La actitud crítica debe asentarse sobre el  conocimiento de los intereses del público objetivo y de la actualidad en la temática trabajada.

2.- Especialización temática y en cuanto al público objetivo

En relación a la clave anterior, será muy difícil formar una mentalidad crítica si no estamos realmente especializados en un tema concreto y en un segmento de público objetivo determinado.
Debemos buscar ese “nicho”, leer, compartir, analizar, tratar de especializarnos. De esta forma estaremos dando un gran paso hacia una efectiva curación de contenidos.

3.- Análisis y optimización

Los enormes volúmenes de información y contenidos que inundan la red diariamente, obligan a todos los profesionales de los medios sociales y de la creación y curación de contenidos, a estar siempre informados respecto a las tendencias actuales, los contenidos que mejor funcionan y las modas que afectan a los intereses del público objetivo.
Aparte de ser una de las fases de la curación de contenidos, esto debe integrarse dentro de las rutinas de trabajo diarias, porque solo así podremos aprovechar una de las grandes ventajas del entorno online frente al 1.0, la inmediatez para poner en marcha cambios que nos ayuden a mejorar.

4.- Constancia

Como en todo, será poco probable que los usuarios detecten de inmediato si somos realmente usuarios de calidad porque compartimos contenidos interesantes.
Para hacer las cosas bien no hay atajos, así que el trabajo bien hecho, constante y continuado será lo que nos permita posicionarnos como una fuente de contenidos interesantes y fiables dentro de nuestra comunidad.

5.- Estilo propio

Debemos buscar ese estilo personal que nos diferencie del resto de “fuentes de contenido” online.
Un tema concreto, una forma de presentar los contenidos, de citar fuentes, de desenvolvernos en una red social concreta pueden ser factores que nos ayuden a configurar nuestro estilo personal, posicionándonos frente a nuestro público objetivo.



CINCO HERRAMIENTAS PARA LA CURACIÓN DE CONTENIDOS

Existen numerosas formas de encontrar, filtrar y compartir contenidos para nuestros seguidores en canales sociales como también existen numerosos usuarios. No podemos hablar de una única forma de hacer esto porque depende tanto del usuario que lleve a cabo estas labores de curación de contenidos como de su intención en redes sociales y del tipo de audiencia. De todas formas, estas cuatro herramientas pueden ser de mucha ayuda en todas las fases de la curación de  contenidos.


1.- Pocket: permite que la lista de contenido esté visible en cualquier equipo (teléfono, tableta y ordenador) y hacerlo, además, sin conexión. Es una de las más utilizadas –más de 17 millones de usuarios– y disponible para los principales dispositivos y plataformas.

2.- Symbaloo: permite organizar los contenidos de manera sencilla. A su favor, tiene una versión para el sector educativo: SymbalooEDU, por lo que además de recopilar fuentes ‘genéricas’, es posible hacerlo de Matemáticas, Geografía, Historia, etc. Ambas versiones son gratuitas, aunque también hay versiones de pago.

3.- Scoop.it: es una de las herramientas más utilizadas, ya que permite compartir el contenido que le interesa a un usuario, ya sea propio o de otros sitios web.

4.- Evernote: esta app permite organizar la información en forma de notas y, además, mantiene sincronizados los contenidos que va añadiendo el usuario. Los contenidos pueden ser escritos, audios, imágenes, etc. Es útil porque permite categorizar y etiquetar la información o compartir notas.


5.- Buffer: una de sus característica distintivas es que puede analizar las publicaciones del usuario y ver el alcance que han tenido los retuits o las menciones.

26 de abril de 2017

4 claves para conversar con alumnos sobre el juego "la ballena azul"

Desde hace algunos días, se ha publicado en noticias e internet, la llegada de un juego online llamado La ballena azul. Este tipo de juegos no es nuevo, y ha estado presente en distintas versiones desde hace varios años. El juego consiste en una trivia de preguntas inocentes que los usuarios van recibiendo cada 24 horas en grupos de usuarios principalmente jóvenes. Las preguntas van creciendo en dificultad y grado de involucramiento, desafiando a los jugadores  a cometer actos que agreden su integridad física, como comer elementos tóxicos o realizarse heridas autoinfringidas. Este tipo de juegos están disponibles en redes sociales como Facebook, Twitter o Whatsapp  y son administrados por personas malintencionadas.
https://eldiariony.com
Siendo internet un espacio de crecimiento y aprendizaje, sugerimos conversar con los niños y jóvenes, la importancia de aprender a discriminar los contenidos a los que se accede en la web,  evitar el contacto con personas desconocidas y a no caer en acciones promovidas por modas o tendencias sin sentido.
El uso extendido que tienen algunos alumnos de las tecnologías, pueden provocar que no vean con claridad los peligros que conlleva el ser usuarios de internet. Entre estos riesgos destaca el desarrollo de trastornos conductuales por el exceso de conexión, el contacto con personas desconocidas, y el  contacto con contenidos inadecuados, entre otros.
Es de real importancia conversar en familia sobre las problemáticas a las que se pueden exponer al acceder a las invitaciones a este tipo de juegos, visualizando los peligros existentes en la vida virtual. Son precisamente estos espacios virtuales, donde los usuarios menores de edad están más vulnerables a las acciones ilegales, nocivas y delictuales de terceras personas.

Los invitamos a instalar este tema como una oportunidad de reflexionar sobre el uso que están haciendo como familia de los medios digitales y los peligros a los que están expuestos. Les sugerimos resolver las dudas de los niños y adolescentes, de ponerse de acuerdo en ciertas normas frente a la exposición a pantallas y a realizar compromisos que inviten al autocuidado y al acompañamiento de los menores en la etapa de formación que están viviendo.

Orientaciones para abordar esta problemática con estudiantes:

  • Juego con desconocidos: El principal problema no es este juego de La Ballena Azul en particular, sino que es la importancia que tiene el evitar el contacto con desconocidos a través de las redes sociales. Si cumplimos esta medida de autocuidado, se pueden evitar una buena parte de los problemas derivados del contacto con terceras personas.
  • Redes sociales de acuerdo a la edad/necesidad: en la actualidad, son muchas las redes sociales que utilizan los niños y jóvenes. La gran mayoría de estos servicios son para mayores de 14 años, sin embargo, el 75% de los menores de 10 años chilenos, ya son usuarios de al menos una red social. Es necesario entonces, educar en la gestión de redes sociales y hacer hincapié en el respeto de la edad mínima evaluando la necesidad de contar con redes sociales. Converse...¿Cuántas redes sociales necesitas? ¿Para qué las vas a usar? ,si tienes alguna que no usas, ¿Es posible eliminar la cuenta?
  • Tipos de juegos: son muchos los juegos online que existen en el mercado hoy. El juego de la ballena azul, corresponde a una trivia sencilla, que es gestionada por personas malintencionadas . Es importante siempre, revisar el origen de cada juego y leer las políticas de privacidad que cuidarán los datos personales de los usuarios y atender las condiciones de uso. En el caso que esta información no exista, se debe evitar la descarga , instalación o participación en ese juego.
  • Trastornos conductuales y estructuras de los videojuegos: los videojuegos no son adictivos, sino que su configuración y diseño, pueden gatillar el desarrollo de conductas obsesivas. Estos trastornos conductuales, se pueden potenciar a través de varias situaciones, en especial, con el uso de juegos en línea, con una estructura sin meta o final determinado, si se juega con otras personas y va prometiendo recompensas.

16 de abril de 2017

5 plataformas educativas. Consejos para implementarlas en la escuela.

Las herramientas digitales incorporadas en el curriculum escolar, permiten comprender el aprendizaje como una experiencia colectiva, y no meramente individual.
Hoy se aprende más y mejor cuando estamos conectados con otras personas.
Muchos docentes, al considerar la integración de la tecnología en sus prácticas pedagógicas, se preguntan dónde se insertaría ésta en su realidad. Algunos pueden sentir que integrar la tecnología en la sala de clases es sobrecargar el ya saturado curriculum.

Otros se preguntan si sus competencias digitales, son las necesarias para sacar adelante una clase donde integren tecnología.

También habrá profesores que se preguntarán si la tecnología no distraerá a los alumnos de aprender los conceptos importantes necesarios para obtener resultados exitosos en las pruebas estandarizadas.

Los docentes que se cuestionan acerca de la relación entre la tecnología y el currículum, la tecnología y el docente, la tecnología y los alumnos, son cautelosos.


"La cautela es necesaria para implementar TIC en la sala de clases"

Mi experiencia es que los docentes ven a la tecnología como un recurso educativo muy costoso, no en términos de dinero, sino de tiempo. Puede llevar un tiempo considerable para docentes y alumnos familiarizarse con una determinada tecnología antes de poder utilizarla de una manera eficiente. También lleva tiempo el establecer las condiciones de logística para acceder a la tecnología en el contexto escolar. Sería pertinente preguntarnos si el tiempo que se requiere en el inicio y la preparación valen la pena en relación a los beneficios educativos obtenidos.

Coexistirán por siempre docentes que dan gran vigencia y valor a los “métodos tradicionales” a la hora de enseñar y otros que están a favor por completo del uso de la tecnologías educativas en la sala de clases. Estos últimos, consideran que el empleo de computadoras, internet, teléfonos celulares, tabletas o pizarras digitales, por ejemplo, trae consigo una larga lista de ventajas y beneficios.

Hoy es necesario aprender a usar las tecnologías, aprender con tecnologías y lograr nuevos conocimientos con las TIC.

Las plataformas de gestión para el aprendizaje:
https://goo.gl/pAXMSc
Cuando un centro educativo se propone incorporar las TIC en su currículum escolar, debe unir esfuerzos para que este proceso se realice de manera planificada y cuente con la debida formación tanto en el profesorado como en sus estudiantes.Un sistema de gestión del aprendizaje o LMS (Learning Management Systems) se define como un conjunto de software o aplicaciones que permiten administrar, distribuir, monitorear, evaluar y apoyar las diferentes actividades de un proceso de aprendizaje. Estos sistemas LMS pueden utilizarse como base del aprendizaje en línea o como un complemento de las clases presenciales. Los LMS facilitan el seguimiento del proceso de cada alumno, permiten realizar evaluaciones, generar informes y ofrecer herramientas de comunicación como foros, chats o incluso videoconferencias.

Algunos de los LMS más conocidos y utilizados en el mundo educacional son:

  • Moodle
  • CANVAS
  • Edmodo
  • Google Classroom
  • Schology, entre otros más. 
Un sistema de gestión de aprendizaje, no necesariamente incluye posibilidades de crear contenidos y experiencias de aprendizaje, sino que se focaliza en la gestión. La labor de crear los contenidos para los cursos se desarrolla mediante otros sistemas llamados sistemas de gestión de contenidos o Learning Content Management System (LCMS). 
Para un centro educativo, es beneficioso contar con un sistema de gestión de aprendizaje, ya que potencia con ello las clases presenciales y la interacción entre estudiantes y profesores. Ahorra costos de impresión y papelería al disponer los materiales educativos en la web. Fomenta experiencias de aprendizajes dentro y fuera de la jornada escolar. 
El disponer de un sistema de gestión de aprendizaje en un centro educativo , conlleva múltiples beneficios, flexibilidad, personalización, soporte, interactividad, participación.

El sistema permite que los cursos se puedan realizar en cualquier lugar y respondiendo a las necesidades de cada grupo. Facilita a los estudiantes la combinación correcta de cursos y contenidos audiovisuales de acuerdo a sus capacidades, intereses y necesidades. 
El estudiante puede mediante herramientas de colaboración acceder a soportes sincrónicos o asincrónicos de un profesor experto en contenidos o de un facilitador que lo apoye en su aprendizaje. Permite aportar documentación electrónica o enlaces al instante que facilitan el intercambio de ideas Y construcción de conocimiento. El profesorado puede comunicarse fácilmente con todos los asistentes y no solamente con uno en particular. 
Además, estimula la formulación de preguntas a través de foros y comunidades de aprendizaje.


Funcionalidades de una plataforma de gestión de aprendizaje:
Las plataformas para gestión de aprendizaje facilitan muchas tareas relacionadas con la labor docente, tanto académicas como administrativas. Veamos algunos ejemplos:

  • Gestión de usuarios y registro de información: Cada estudiante y profesor tiene su propio perfil dentro del sistema. Facilita procesos de gestión como pueden ser matrículas, selección de asignaturas, entrega de certificados o verificación de prerrequisitos para la aprobación de cursos.

  • Creación de contenidos: Muchos LMS facilitan la publicación de contenidos educativos en distintos formatos, no siendo necesariamente su principal función. Por ejemplo; prácticamente todas las plataformas LMS, ofrecen la posibilidad de realizar evaluaciones en linea.
  • Difusión de contenidos: Más allá de crear los materiales de estudio, los sistemas de gestión del aprendizaje LMS también permiten difundir los contenidos de estudio de forma rápida y eficaz. Por ejemplo: es posible incorporar videos desde Youtube de manera pública o privada.
  • Planificación y organización de la formación: Los sistemas de gestión de aprendizaje ofrecen herramientas específicas para planificar y organizar las clases. Es posible disponer de calendarios , grupos de alumnos, asignar profesores y programar evaluaciones en determinados períodos del año. 
  • Tutorización y acompañamiento: Los profesores pueden acceder al historial académico de cada estudiante para realizar seguimientos personalizados.
  • Comunicación virtual: La creación de una comunidad virtual de estudiantes y profesores puede ser muy beneficiosa si se potencia a través de un LMS. Las herramientas comunicativas de estas plataformas facilitan la creación de un grupo de usuarios que comparten las mismas inquietudes y objetivos. Además disponen de herramientas de comunicación como foros, chats y mensajería que pueden configurarse de diferentes maneras e integrarse con redes sociales. Por ejemplo: Verás en este curso, un cuadro de menú donde puedes revisar lo que se publica en twitter relacionado con las materias del curso o bien, lo que se comparte en un grupo de Facebook o en la red profesional Linkedin.
  • Evaluación: Gracias a estos software de gestión académica también es posible realizar diferentes instancias de evaluación en línea. El acceso de los alumnos a esta información podrá ser inmediato lo que ahorra mucho tiempo de corrección de pruebas.
Ventajas y limitaciones del uso de un sistema LMS:

Este tipo de software ofrece varias ventajas y limitaciones. Veamos algunas en detalle.

Por ejemplo: Reduce muchos costos al optimizar los tiempos de estudio mediante la automatización de diferentes funciones, como el cálculo de las calificaciones, o programación de actividades. Es posible contar con una plataforma para varias instituciones que trabajan en red ya que soportan miles de usuarios en línea. Además, permiten programar una clase de un año a otro sin necesidad de modificar.

Estos programas también facilitan la colaboración entre usuarios, especialmente entre profesores, estudiantes y familias.

Otros puntos a favor de estos sistemas de gestión de aprendizaje es que permiten no solo promover aulas virtuales, sino que facilitan la implementación de programas de asistencia a estudiantes que no han podido estar en clases permitiendo el acceso a ellas de forma remota o bien, generar instancias de reforzamiento para quienes requieran un poco más de apoyo.

Los sistemas de gestión de aprendizaje también tienen limitaciones a la hora de implementarlos o bien de valorar su efectividad:

Como limitaciones de este tipo de sistemas de gestión de aprendizaje podemos señalar:

  • Exige de capacitación técnica tanto del profesorado como de estudiantes. Además, los usuarios requieren una alfabetización básica para desenvolverse en entornos virtuales de aprendizaje.
  • Si bien, muchos de estos sistemas están disponibles gratuitamente para escuelas, su implementación requiere de profesionales especializados.
  • Probablemente su uso conlleve un costo adicional permanente para el centro educativo que lo requiera en caso de usar, una plataforma de pago.
  • La demanda de internet aumenta proporcionalmente de acuerdo a la cantidad de usuarios que utilice este tipo de herramientas.

En los LMS gratuitos, no es posible integrar gestión de datos y matrícula de manera automática, esto implica que la carga de alumnos por asignatura y nivel debe realizarse manualmente.

En el caso de las LMS de pago, es posible integrar la carga de datos de manera automatizada desde las plataformas de gestión administrativas como Colegium, Schoolnet, Banner o Sap, lo que le permite tener la información de los estudiantes y profesores en línea de manera integrada, pero a un alto costo anual.

Las plataformas LMS son un medio para potenciar el aprendizaje pero demandan incorporar nuevas metodologías y promover ajustes instruccionales para aprovechar su máximo potencial. No siempre las escuelas están dispuestas a generar este tipo de innovaciones.

Sugerencias para implementar un sistema de gestión de aprendizajes en tu clase:

1. Considera que para partir incorporando un sistema de gestión de aprendizaje como apoyo a tu asignatura, es posible seleccionar una herramienta gratuita como Edmodo o Google Classroom, que haya sido diseñada para tu tipo de estudiantes según sus necesidades, edad y requerimientos.

2. Es igualmente necesario e importante, evaluar sistemas de gestión de aprendizaje que sean de pago y comparar sus beneficios y limitaciones respecto de las versiones gratuitas.

3. Las plataformas como Edmodo, Google Classroom o Canvas, permiten su uso de manera individual sin tener que comprar el paquete de recursos a nivel institucional. Esto significa que cada profesor puede gestionar sus propias cuentas de manera individual con sus mismos alumnos.

4. Evalúa sus aportes e impacto a lo largo de todo el período en que la utilices. No te quedes solo con la “encuesta de satisfacción” sino que mide y evalúa otros aspectos como la motivación, la calidad de los aprendizajes, la optimización del tiempo, entre otros.

5. Dale protagonismo a tus alumnos pidiéndoles que editen, aporten y colaboren en el aula virtual que has montado para tu asignatura. Vincula herramientas de comunicaciones como foros y redes sociales para potenciar el aprendizaje colaborativo.

6. Avanza de acuerdo a tus capacidades y necesidades. No es requisito implementar un aula virtual en un 100% de tus clases de una sola vez. Puedes ir montando en la plataforma, una sesión cada semestre, o bien, unas pocas clases al año.

7. Amplía los horizontes, no uses las plataformas para hacer lo mismo que harías en una clase puramente presencial expositiva.