11 de noviembre de 2019

10 Reglas básicas para el uso de videojuegos en línea

El gigante Google irrumpirá en noviembre con su plataforma de videojuegos Stadia y un modelo de suscripción tipo “Netflix”.
Solo necesitarás conexión a internet para vivir la experiencia de juego más desorbitante por UD 9,99 mensualesNo necesita descargas, ni cables especiales y estará totalmente integrada a YouTube. ¡Ohhh!
Para Stadia los requerimientos son pocos: hay que tener tiempo, amigos y una buena conexión a internet. En el celular se jugará a través de la aplicación Google PIXEL, y en computadoras y televisiones basta con el control de PlayStation o Nintendo.
Este potente “coctel” de entretenimiento digital, seguro dará que hablar y será un nuevo desafío para las familias; especialmente, para padres y madres que día a día promueven el equilibrio digital en la vida de sus hijos.
Regla Nº 1: No a las posturas extremas. El problema no es el videojuego ni el internet, sino la manera en que los usamos, mejor dicho, abusamos. Te invitamos a conversar en familia, sobre la importancia de regular el uso de los videojuegos con el objetivo de permitir el sano desarrollo socioemocional de nuestros hijos.
Compartimos 10 recomendaciones que te ayudarán a guiar este diálogo, poniendo énfasis en tu ejemplo y liderazgo como adulto:
1.Evita todos los videojuegos que promuevan violencia, sexo explícito o conductas inadecuadas que pueden impactar en la conducta de tus hijos.
2. Consulta los tipos de contenidos y edad mínima para su uso en www.pegi.info o www.esrb.com.
3. Establece horarios de juego que no interfieran otras actividades más importantes. (actividades familiares, académicas, horarios para comer y dormir)
4. Juega con ellos o al menos, acompáñalos cuando juegan. Te aseguro que te vas a entretener.
5. Privilegia el juego con amigos; es más divertido.
6. Anticipa el momento de “corte” o término del juego.
7. Asegúrate que tus hijos(as) no jueguen con desconocidos.
8. Procura tener ventilación, luz y pantallas de buen tamaño para el uso de videojuegos.
9. Conoce a los Youtubers Gamers que siguen tus hijo(as) en las redes sociales.
10. Compensa el tiempo de juego con actividad física, u otros hobbies offline.

5 de noviembre de 2019

Violencia adolescente en tiempos de crisis ¿Nace o se aprende?

REPROBAMOS EN CONVIVENCIA La epidemia del SXXI pareciera ser la violencia en todas sus expresiones. La agresividad es la frustración acompañada con ira o rabia que surge cuando somos amenazados, activando en el cerebro la predisposición al estado de alerta. Los seres humanos contamos con la agresividad como un mecanismo de defensa, lo que no implica que necesariamente seamos violentos. Las conductas violentas surgen como una forma intencional de resolver conflictos de manera agresiva y son aprendidas o validadas de acuerdo los contextos en que vivimos. ¿Se aprende a ser violento? Así es. También se aprende a resolver los conflictos de manera pacífica, desde la familia y en la comunidad escolar, principalmente a través del ejemplo y mensajes no verbales. ¿Qué pasó entonces? Como sociedad, hicimos de la convivencia escolar un patio trasero donde se acumularon los malos tratos, el dolor de sentirse excluído, el desapego y la falta de empatía. Nos faltó entender que la educación emocional es la asignatura que falta. Un ramo que se cursa de por vida. Podemos reprobarla, pese a tener buenas declaraciones de intención. No basta con un tuit, o un comentario en redes sociales, esta asignatura se aprueba con muestras de empatía. Hoy pareciera que estamos reprobados.

22 de septiembre de 2019

El uso del celular en clases. ¿Quién se hace cargo?

En las últimas charlas de padres que di para  apoderados, uno de los grandes temas en que los no había acuerdo, fue si prohibirían o no el celular en el colegio. Recuerdo una madre alterada que entonaba su argumento "que lo prohíban porque se lo pasan peleando en las redes sociales", otra respondía "si claro, y jugando jueguitos..."

Les pregunté... ¿Los celulares los regala el colegio?


Hubo silencio....partamos la discusión asumiendo que el problema nace creyendo que entregando un teléfono a un hijo, estará más seguro, y me llamará si le "pasa algo".... FALSO. Menos seguro estará caminando por la calle mirando su teléfono mientras avanza sin levantar la cabeza...Esto no es un juguete, ni se puede dar sin supervisión.

El debate duró un buen rato... y finalmente me preguntaron mi opinión... mi respuesta fue cortita... "Cada familia debe asumir que junto con el teléfono, existe la responsabilidad de darle un buen uso". Eso no viene en la caja; se educa con el ejemplo, con conversaciones reiteradas, con límites y sobre todo, con la debida supervisión de los padres.

Desde mi experiencia investigando en más de 90 colegios en 2 años, formando a casi 7 mil profesores y más de 90 mil apoderados, he visto que el teléfono en si no es el culpable de nada.

Todas las tecnologías impactan en la vida dependiendo cómo se usen.

En este debate estamos confundiendo RIESGO con DAÑO. Las herramientas digitales mal usadas o a edades donde no se tiene la competencia digital necesaria, nos exponen a importantes riesgos, pero no necesariamente hacen DAÑO. La Asoc. de Pediatras de EEUU, dispuso orientaciones basadas en la supervisión parental ya que desde la ciencia, aun falta mucho por investigar.

Prohibir no evita el problema y nos resta oportunidades para aprender a vivir en la era digital. Estaría en posición de prohibir si fuera una droga o su uso de verdad, tuviera muchos más aspectos dañinos que positivos.

Cada colegio puede regular el uso de los teléfonos como lo estime conveniente. La ley se lo permite. Limitar implica hacernos cargo de un proceso formativo (a veces complejo)  porque implica hacernos cargo....

Este debate en definitiva, puso en discusión la capacidad de los padres de educar en temas complejos como es la tecnología, familia y salud mental...Nuevamente, nos desenfocamos en prohibir lo que debemos educar. Si los celulares los regalara el colegio, la discusión sería otra. Hagámonos cargo entonces...


Coméntame este post en IG @solegarceso