CATALOGO DE CURSOS

13 de enero de 2018

Educar o prohibir en la era digital


Fuente: https://goo.gl/SfyrVQ

La polémica medida del ministro de educación francés, Jean-Michel Blanquer, quien en un “mensaje de salud pública para las familias”, establece prohibir el uso de los celulares a los alumnos menores de 15 años, nos permite aprovechar esta oportunidad histórica que nos plantea el avance de la tecnología para tomar como desafío el educar a nuestros hijos en el uso ético, seguro y responsable de las tecnologías.Muchos padres chilenos aplauden esta medida, ya que les parece del todo sensato que los hijos vayan al colegio a estudiar y aprovechen ese valioso tiempo en actividades que les aporten algo más que dar likes o ver una y otra vez el mismo video en YouTube. Los franceses deben haber investigado su realidad y seguramente, tomaron la medida que mejor se ajustó a sus problemáticas, sin perjucio, que no necesariamente sea la más indicada.Pero seamos sinceros: prohibir nunca ha sido la solución más óptima para abordar los problemas entre personas, sino va de la mano de actividades formativas que logren prevenir o disuadir las conductas indeseadas educando en el buen uso de los medios digitales. Las medidas como la escogida en Francia, evidencian que no siempre es posible educar a nuestros hijos en la libertad, permitiéndoles aprender a tomar sus propias decisiones haciéndose cargo de sus actos en la medida que crecen.Esta noticia, debería promover el diálogo nacional para incorporar en el currículum un programa formativo orientado a educar en la ciudadanía digital que demanda la sociedad del Siglo XXI. Niños y jóvenes reciben celulares y acceden a tecnologías desde muy temprana edad y careciendo de instancias formativas para aprender a desenvolverse en el mundo digital sin riesgos. En muchos colegios chilenos, existen reglamentos de convivencia escolar que contemplan la misma prohibición francesa. Estas normas regulan las conductas pero no resuelven el problema de fondo. Educar en la era digital requiere reformar el curriculum escolar e incorporar estos nuevos temas asumiendo también la educación de las familias. Si bien, puede verse la prohibición entonces, como una alternativa válida que podría recuperarnos esos espacios de intimidad que nos arrebataron las tecnologías. Pero prohibir no resuelve la falta de formación digital que los niños y jóvenes requieren. Existen medidas mucho más efectivas para desconectar a nuestros hijos de sus celulares que la polémica normativa francesa y pueden incluso ser complementarias. Me gustaría ver en las escuelas una agenda de actividades recreacionales que se desarrollen en los recreos escolares; orientadas a potenciar el arte, la música, los deportes, la labor social y tantas otras actividades más.Aprovechemos esta discusión para sincerar la necesidad urgente que tenemos como padres de recibir la adecuada formación para educarlos como ciudadanos digitales. Necesitamos promover criterios frente al uso responsable, ético y seguro de todas las tecnologías que nuestros hijos tienen al alcance. Se nos presenta entonces una oportunidad que no podemos dejar pasar. Siendo la libertad un derecho fundamental de las personas que debe garantizar el Estado; aprender a respetar esta libertad y actuar libre es algo que se educa desde muy temprana edad y se refuerza a diario. Junto con esto, formar ciudadanos digitales debería ser parte del currículum escolar desde la educación preescolar incluyendo a los padres, para que puedan liderar la educación de sus hijos en una alianza fundada entre familia y escuela.










 











7 de enero de 2018

Ideas claves sobre robótica y las aplicaciones que la convertirán en una experiencia inolvidable


https://goo.gl/5Jz8QV
Hace un par de semanas, un exalumno de posgrado me invitó a su primer taller de robótica para niños de 12 años. Con imaginarme a mi hijo de esa edad multiplicado por 30; jugando con cables, computadores y robots tuve poca fe en la efectividad de la experiencia… 

Al llegar mi sorpresa fue grande….vi 6 grupos de niños repartidos en mesas, trabajando en equipo, pasándolo muy bien, mientras armaban unos autos solares con materiales reciclados y carros eléctricos hechos con cajas de leche. 

Niños y niñas resolvían problemas concretos y estaban desafiados por su profesor de Educación Tecnológica, quien se paseaba por la clase tomando fotografías y resolviendo dudas.

Todo estaba planificado. Los niños conocían las reglas de la clase y lo que se esperaba de ellos.

Un detalle marcó la visita… eran las 5 de la tarde. La jornada escolar ya había terminado.

Al irme pensé… ¿Cómo replicar esta experiencia en más escuelas de Chile? pensemos....

La robótica está presente en las empresas desde hace décadas, pero a las escuelas e instituciones de educación superior recién llegó hace un puñado de años para quedarse. 

Todo indica que pronto será una disciplina más del curriculum escolar y de la educación superior.  

La comisión Europea ya lo considera como una de las habilidades digitales básicas del siglo XXI y señala que al año 2020, existirán un 20% de puestos de trabajo vacantes por falta de profesionales capacitados en robótica, programación y nuevas tecnologías.

Este escenario, convierte a la robótica aplicada al campo formativo, en una oportunidad de cambio social real que puede dar acceso a puestos laborales mejor calificados y en consecuencia impactar positivamente en la calidad vida de las personas.

¿Cómo incorporar la robótica en la escuela?

Sin duda esta pregunta tiene tres posibles respuestas:

1.-Desde temprana edad
2.-Capacitando a los profesores
3.-Incorporándola de manera planificada en el curriculum escolar especialmente en las disciplinas llamadas STEM –(en inglés ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).


Los beneficios de la robótica escolar:

1.-Tanto la robótica como la programación, son excelentes herramientas para fomentar la resolución de problemas ya que supone imaginar el resultado posible, antes de empezar a trabajar y trazar los posibles caminos para llegar a ellos.

2.-Promueve el pensamiento abstracto y facilita la toma de decisiones en equipo.

3.-Permite enfrentar los problemas de manera planificada, pudiendo ver los resultados en un corto plazo.

4.-Permite plantearse diferentes soluciones válidas para el mismo problema.

5.-Desarrolla la paciencia y perseverancia logrando competencias y habilidades personales tan necesarias en la actualidad como liderazgo, trabajo en equipo, tolerancia a la frustración , creatividad entre otras.

En resumen….3 ideas claves:

1.-No podemos conformarnos únicamente, con usar las tecnologías para ayudar a desarrollar habilidades comunicacionales o de búsqueda de información en la web. Estas competencias deberían ser un piso base sobre el cual, otras disciplinas como la programación y robótica, se puedan desarrollar.

2.-Es preciso apuntar a estrategias que fomenten la apropiación y generación colaborativa del conocimiento.

3.-Prácticamente todas las tecnologías pueden facilitar el aprendizaje colaborativo convirtiendo cada tarea en  experiencia enriquecedora, emocionante, social y única.

Cuando la robótica educativa se inserta en los ambientes de aprendizaje y se crean las condiciones necesarias, se pueden lograr estándares adecuados para construir aprendizajes y facilitar su transferencia a otros campos del saber.

Lo que hay y lo que falta…

Hoy contamos con tecnologías inalámbricas, tablets, bluetooth, wifi y otros dispositivos, más allá del computador de mesa. Con esto, es posible promover el desarrollo de un pensamiento lógico y computacional para la resolución de problemas, estimulando la curiosidad científica y tecnológica, para que que los mismos estudiantes propongan soluciones que pueden ser la semilla de la innovación y el emprendimiento futuro.

Hace falta formar a profesores en éste ámbito, empoderarlos con nuevas ideas y experiencias a replicar con sus alumnos, y sobre todo, ayudarles a que las clases donde apliquen estas herramientas sean una experiencia realmente emocionante, desafiante y útil.

Aprender a programar una web, comprender como funcionan los sistemas computacionales y poder crear una aplicación para resolver una necesidad concreta son parte de los beneficios que trae la robótica en si.

¿Dónde encuentro talleres de robótica?

Fundación Mustakis promueve la robótica educatica.

Fundación Telefónica Chile

La hora del Código

¿Con qué aplicaciones puedo enseñar a programar a mis alumnos y crear mis clases?

Kodable  es una plataforma que permite enseñar a programar con sólo 20 minutos a la semana. Tiene una versión gratuita y una de pago.

SpaceChem es uno de esos juegos que parecen estar muy alejados de la programación como tal, pero que en realidad hacen uso de ella para resolver puzzles y problemas lógicos de todo tipo.

Codea: es una app exclusiva de iPad para programar y crear aplicaciones. Codea es un entorno de programación como cualquier otro que, permite utilizarlo para aprender poco a poco un lenguaje de programación y sus posibilidades.

ScratchEste lenguaje de programación, fue creado por el MIT. Fue especialmente diseñado para aprender a programar desde temprana edad. Sirve para crear historias interactivas, juegos y animaciones. 

Si eres adulto y tienes algún niño a tu alrededor, tómate 5 minutos y pregúntale qué problema puede resolver él mismo con ayuda de un robot... No pienses si es posible, sólo dile que le ayudarás a resolverlo... luego nos compartes la experiencia. El fracaso es el piso del éxito y al menos ganarás una entretenida tarde de verano...