PROFESORES ACTIVOS VERSUS INNOVADORES

Durante esta pandemia, hemos visto que miles de docentes se han entusiasmado a innovar en sus clases, impulsados por el contexto de clases en línea. Dos datos relevantes evidenciados en diferentes estudios nos alertan que, en promedio, los profesores reconocen trabajar 3 horas extras diarias cuando dan clases en línea o híbridas, y el 91% asegura que utilizó metodologías nuevas en sus clases. 

La reacción inicial es sentir orgullo por el cuerpo docente y su alto nivel de compromiso en tiempos de pandemia. Han trabajado en exceso y se han atrevido a innovar. Ante todo, eso merece un reconocimiento. 

Haciendo un doble clic, vemos que el problema es atribuirle garantías de innovación a las tecnologías sin necesariamente contar con la evidencia científica de respaldo. Innovar significa hacer algo nuevo. Una cosa es innovar y otra cosa es que realmente la forma en que hago mis clases ahora sea efectiva. Suelo ver profesores muy activos, que proponen juegos digitales, usan muchos videos de YouTube, sofisticadas aplicaciones interactivas y están lejos de lograr un aprendizaje efectivo en sus estudiantes. Existe amplio consenso en atribuirle un valor especial a la lectura como base para el aprendizaje. Lo mismo con el debate basado en el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo, el esfuerzo individual, y la escritura entre otros (por cierto, no mecanografiada). 

 Cuando hablamos de nuevas metodologías, podemos referirnos en iguales términos a innovadores sistemas de tutorías basadas en inteligencia artificial para aprender matemáticas y a su vez, hablar de un excelente debate entre estudiantes donde la profesora ha enseñado vocabulario, estrategias de argumentación, técnicas de búsqueda de información en la web para armar un ensayo sobre el cual se sustenta el argumento a debatir, técnicas de oratoria, entre otras… 

¿Cuál de ellas es más efectivas e innovadoras? ambas en este momento son innovadoras porque no se ven masivamente en la mayoría de las aulas chilenas, pero no necesariamente tienen igual nivel de efectividad. Dejemos de pensar que la educación debe innovar introduciendo tecnología para mejorar sus resultados. Lo único que garantiza el éxito del aprendizaje es un docente con avanzados conocimientos efectivos para liderar su clase. No le demos a la tecnología un mérito que a veces no tiene, y enfoquemos las políticas públicas en los actores más relevantes del proceso de aprendizaje; los profesores. Eso sería innovar.


Sigamos conversando en https://www.convivenciadigital.cl/

Comentarios

ENTRADAS POPULARES

Criterios para validar el contenido de una web

Cómo realizar una búsqueda efectiva en la web

5 reflexiones claves para conversar sobre la adicción a la internet

Cómo citar una imagen digital

¿Qué es un portal educativo?