20 de agosto de 2016

Si te preocupa que tus hijos vivan pegados a la televisión, revisa las 7 recomendaciones para orientar el consumo de TV en menores de 13 años

http://www.guiainfantil.com/
Según el CNTV, en Chile, menos del 8% de los programas que se exhiben en televisión son para niños menores de 13 años. Casi el 25% del tiempo que pasan viendo TV, es después de las 22 horas, y generalmente lo hacen sin supervisión ni compañía de adultos.
Compartimos aquí, 7 recomendaciones para orientar el consumo de TV en menores de 13 años:
1.-Disminuye la cantidad de horas de TV y busca actividades alternativas. Ver televisión en si mismo, no debiera ser perjudicial, pero si se pasan muchas horas y se está frente a contenidos que no han sido adecuados para la edad de los menores, claro que puede generar un  daño importante. 
2.-Conoce los intereses de tus hijos. Ojalá los padres entiendan el porqué a cada hijo le interesan diferentes temáticas televisivas y de qué manera éstas, se relacionan con su contexto. Si los intereses de los menores no son pertinentes para su edad, conversa con ellos y explícales que hay otros temas de mayor interés y calidad, además de existir actividades que pueden desafiarlos intelectualmente de mejor manera que la televisión.
3.-Ofrece programas diseñados para su edad. Son pocos los canales de televisión en Chile que exhiben programación infantil, sin embargo, en Netflix y otros servicios de películas por internet, hay una amplia oferta que es posible de revisar y seleccionar de acuerdo a la edad de sus hijos e intereses. La programación infantil debe ser diseñada con temáticas libres  de violencia y sexo explícito, promover valores y tener una cantidad limitada estímulos cerebrales.
4.-AcompáñalosEntre los 4 y 12 años de edad es ideal que acompañes a tu hijo/a cuando ve televisión. De esta forma podrás conocer y guiarle en los programas que ve, descubrir sus gustos y preferencias, reflexionar sobre los valores y puntos de vista que transmiten y disfrutar de un momento compartido en familia. Si no puedes acompañarlo, al menos quédate cerca y supervisa lo que ve tu hijo en la televisión.
5.-Lugar, momento y horarios para ver televisión. Desde muy pequeños puedes establecer acuerdos con tus hijos sobre la cantidad de horas que pasan frente a la televisión u otras pantallas. A partir de los 7 años de edad, estos acuerdos pueden ser más explícitos e incluso quedar establecidos por escrito. Dialoga con ellos, reconociendo por una parte las razones que tienen para estar frente a la pantalla y, a su vez, encárgate de que comprendan los motivos que tienes para regular el tiempo que dedican a esta actividad. El tiempo recomendado para preescolares es un máximo de 60 minutos y para escolares, lo ideal es no sobrepasar los 120 minutos de exposición a la televisión.Recuerda que tan importante como determinar el tiempo de dedicación a la TV, es necesario determinar cuando se ve TV y dónde, privilegiando siempre lugares donde haya más gente de manera que se pueda conversar sobre la programación y supervisar los contenidos.
6.-Ofrece alternativas. Combina la televisión junto a otras actividades infantiles. Incentiva los deportes, el arte, la música, los amigos y otras actividades sociales y proactivas por sobre la TV. Mientas más actividad física tengan los niños, mejor. La TV los hace tener un rol pasivo que no es beneficioso tras largas horas frente a la pantalla.
7.-Discutir y conversar. Fomentar espacios de diálogo sobre la televisión y sus programas enriquece la comunicación familiar y contribuye a la formación de niños y niñas. hazle preguntas a tus hijos, pídele que te recomienden programas, cuestiónalos y desafíalos para que ellos vayan aprendiendo a ser críticos frente a lo que ven en la TV.