3 SECRETOS DE LA EVALUACION EFECTIVA

Hace pocos días, leí en la prensa que una prestigiosa Universidad se enfrentó a una copia masiva de estudiantes que intercambiaron respuestas en una prueba vía redes sociales. 

Hay ahí una falta ética, sin duda... pero también un capricho metodológico que no va acorde al contexto de las clases en línea. Si mantenemos la evaluación como una acción castigadora por lo que “no se aprendió” cosechamos desmotivación escolar y fatiga laboral docente. Entender que las pruebas de formatos “copiables” han muerto, permite comprender que un nuevo modelo de evaluación está imponiéndose en tiempos en que pensar es más necesario que memorizar.


Es el tiempo de las micro evaluaciones, cortas y sistemáticas. Terminar la clase con dos preguntas cortas que determinan el logro de los objetivos alcanzados, es más sensato que aplicar una prueba cuyas respuestas se construyen entre chats de una u otra red social. Al aplicar  micro evaluaciones, lo relevante será sin duda, analizar los resultados. 


Al trabajar con los datos obtenidos, es posible que vea claridad  los aciertos y errores de mi alumnado, en relación a los objetivos propuestos. Determino qué temas retomaré la clase siguiente, analizo por qué cometieron los errores y reviso con el grupo de manera rápida los logros alcanzados. Puedo incluso determinar una estrategia para apoyar a los más desfavorecidos. 


Las microevaluaciones o conocidos tickets de salida efectivos, tienen 3 características:


  1. -Son pocas preguntas y de respuesta rápida. Entre 1 y 3 preguntas con menos de 10 minutos de tiempo para su respuesta. 
  2. -Son diseñados para recoger datos: cuando lo diseño, pienso si las respuestas me permitirán verificar el logro de los objetivos.
  3. -Son analizables: el valor de la micro-evaluación es precisamente que sus datos son analizables por los estudiantes y profesores para a su vez, poder tomar decisiones respecto a las clases que vienen.


Menos es más… usemos pegatinas tipo postit o un formulario de Google para crear una microevaluación, cuyos resultados los podemos agrupar en 3 categorías, como ejemplo: los “logrados”, los “parcialmente logrado” y “no logrados”. Estos grupos los organizo en función de los logros de los objetivos.


¿Cómo hacerlo simple? no dudaría en recomendar establecer los objetivos de la clase y determinar luego la micro evaluación de cierre. Ya con esto listo, puedes planificar las actividades en menos tiempo y con un foco puesto en el logro de los objetivos. A todos nos hace bien recibir un reconocimiento cada día… a mis alumnos les sube el autoestima reconocer día a día sus micro-logros medidos con micro-evaluaciones. La evaluación tradicional ha muerto. Viva la micro evaluación. 


Sigamos conversando y cuéntame cómo evalúas y qué problemas tienes al evaluar....




Fuente. Lemov, D. (2021) Enseña como un maestro. Estructura de una lección, pág. 254. Aptus


Comentarios

ENTRADAS POPULARES

Criterios para validar el contenido de una web

Cómo realizar una búsqueda efectiva en la web

Las competencias digitales para la docencia

¿Qué son los operadores de búsqueda web?

5 reflexiones claves para conversar sobre la adicción a la internet